Haz clic aquí para volver a la página de inicio
CLINICA MARIA AUXILIADORA

LipoSonix


El nuevo sistema de remodelado corporal no invasivo con ultrasonidos focalizados de alta energía para modelar la silueta.


El nuevo sistema destruye la grasa corporal localizada de manera segura, efectiva y sin cirugía.


MEDIFORM GROUP presenta al mercado español el sistema LipoSonix, un nuevo equipo de remodelado corporal que destruye la grasa localizada de manera ambulatoria y sin cirugía, gracias a la tecnología de ultrasonidos focalizados de alta energía. El nuevo sistema, desarrollado por la compañía norteamericana LipoSonix, INC. se distribuye en exclusiva para España y Portugal por MEDIFORM GROUP.


En los últimos años, las técnicas no invasivas como la radiofrecuencia o el láser han ido ganando terreno frente a los procedimientos convencionales en el ámbito de la práctica médico estética. Hasta hace poco, este tipo de técnicas se ceñían a tratamientos superficiales como la reducción de arrugas, la fotodepilación o el tratamiento de afecciones pigmentarias, pero no existía ningún procedimiento capaz de remodelar la figura de manera eficaz sin recurrir a la cirugía. Ahora esto ha cambiado. Con la llegada de LipoSonix, los médicos estéticos disponen ya de una nueva técnica no invasiva de remodelado corporal.


El sistema LipoSonix utiliza la energía de los ultrasonidos focalizados de alta energía para destruir el tejido graso subcutáneo, que después se reabsorbe a partir de los procesos fisiológicos naturales. La tecnología de ultrasonidos focalizados se utiliza desde hace muchos años en el entorno médico, tanto en diagnosis como en el tratamiento de enfermedades como el cáncer de próstata, pero no ha estado disponible con fines estéticos hasta hace poco. A diferencia de otras tecnologías utilizadas en medicina estética, los ultrasonidos focalizados de alta energía pueden canalizarse a una profundidad específica, sin dañar la epidermis, la dermis o los tejidos adyacentes. Esto significa que el remodelado corporal con LipoSonix ofrece una gran ventaja en el ámbito de la seguridad, ya que no daña los tejidos excluidos del área de tratamiento.


¿Cómo elimina la grasa LipoSonix?


Los ultrasonidos de alta energía focalizados funcionan, tal y como indica su nombre, con mayor energía para garantizar niveles terapéuticos. El sistema LipoSonix focaliza la energía de los ultrasonidos, igual que una lupa concentra la energía de los rayos del sol en un punto. Esta energía es suficiente para conseguir dañar los tejidos deseados en el punto focal, pero fuera de él la concentración es demasiado baja para provocar ningún efecto. Con los ultrasonidos de alta energía focalizados pasa lo mismo. El haz terapéutico se focaliza a través de un transductor cóncavo en un punto específico; el punto focal. La concentración de energía provocará un efecto termo-mecánico para destruir el tejido adiposo en una pequeña área alrededor del punto focal. Fuera de esta zona, el tejido quedará intacto.


Una vez destruido el tejido graso, comienza el proceso fisiológico natural para eliminarlo. Los macrófagos se desplazan hasta la zona tratada para devorar los restos de tejido descompuesto, que el cuerpo metaboliza de manera natural.


El efecto óptimo en la reducción de volumen se constata de 8 a 12 semanas tras el tratamiento. Estudios clínicos han demostrado que, en la mayoría de pacientes, la reducción de volumen en cintura es de unos 2,7 cm después de una única sesión.


Los ultrasonidos de alta energía focalizados de LipoSonix tienen una frecuencia de 2 Mhz, un nivel más efectivo a la hora de descomponer el tejido adiposo que otras frecuencias más bajas. Esto hace que LipoSonix sea el sistema más rápido del mercado. Para un área como el abdomen, el tiempo de tratamiento es de unos 30 a 45 minutos.


Resultados Clínicos


Durante la investigación previa a la comercialización de LipoSonix se realizaron extensos estudios pre-clínicos para probar la eficacia del procedimiento y determinar los protocolos de tratamiento. Los primeros estudios de compatibilidad en humanos se hicieron a pacientes sometidos a una abdominoplastia, para obtener una evaluación detallada del proceso fisio-patológico. Esto se hizo a través de la evaluación de numerosos análisis de sangre y del metabolismo de los lípidos, análisis histológicos y técnicas no invasivas de diagnóstico por la imagen.


Diferentes estudios clínicos, realizados entre 2003 y 2005 en pacientes del Hospital de Santa Mónica en la ciudad de México, constatan que el tratamiento con LipoSonix no provoca daños fuera del tejido adiposo, ni cambios significativos en el metabolismo de los lípidos ni de la glucosa, en los ácidos grasos libres, ni en la función renal y hepática.


Diseño moderno y elegante


El equipo LipoSonix tiene un diseño muy similar al de los sistemas de láser médico estético de última generación, que lo hace muy manejable. Las dimensiones aproximadas del equipo son 101 x 60 x 150 cm y su peso, 114 kilos. Sus componentes básicos son una base con ruedas incorporadas, un brazo móvil donde se colocan el transductor y el cabezal de tratamiento y una pantalla, con panel de control táctil incorporado. El transductor posee un generador de patrones de tratamiento que permite tratar un área de unos 7,8 cm², barriendo la superficie de la piel con 430 disparos en sólo 30 segundos. El médico puede ajustar también la profundidad a la que el equipo focaliza la energía de los ultrasonidos, en función del espesor del tejido adiposo a tratar.


Preguntas frecuentes

¿Qué son los ultrasonidos de alta energía focalizados no invasivos?


Los ultrasonidos focalizados de alta energía se utilizan desde hace años en el ámbito médico para diagnóstico y también en tratamientos de urología. El sistema sale al mercado después de ocho años de desarrollo e investigaciones para testar su seguridad y eficacia. Diferentes estudios clínicos constatan que el tratamiento con ultrasonidos focalizados de alta intensidad no provoca daños fuera del tejido adiposo, ni cambios significativos en el metabolismo de los lípidos ni de la glucosa, en los ácidos grasos libres, ni en la función renal y hepática. LipoSonix llega al mercado después de 8 años de investigación y desarrollo para garantizar su eficacia y su seguridad.


¿Qué siente el paciente durante el tratamiento con LipoSonix?


Al principio, se experimenta una sensación de frío en la piel cuando el cabezal del tratamiento se coloca en la posición de tratamiento. A continuación, el paciente nota un hormigueo en la zona que se está tratando, mientras la energía de los ultrasonidos focalizados interactúa con la grasa. Igual que en otros procedimientos estéticos, algunas personas pueden experimentar ligeras molestias.


¿Cuánto dura una sesión con LipoSonix?


En general, el tratamiento con este sistema se completa en unos 30-45 minutos.


¿Cuándo empiezan a verse los resultados?


En la mayoría de pacientes, los efectos de LipoSonix son evidentes entre ocho y doce semanas después de realizarse el tratamiento. Este es el tiempo que el cuerpo necesita para metabolizar y eliminar la grasa. Estudios clínicos confirman una reducción media de unos 2,7 cm en el contorno de la cintura, después de un único tratamiento con LipoSonix en la mayoría de pacientes.


¿Se necesita más de una sesión de tratamiento?


Depende del tipo corporal de cada paciente y de los resultados que se deseen conseguir. El médico será quién determine el número de tratamientos y los resultados, acorde a cada caso. El paciente puede continuar de inmediato con sus actividades diarias y no hay unos requisitos específicos de dieta, ejercicio o medicación a seguir.



Créditos
© 2011 Clínica María Auxiliadora